jueves, 6 de diciembre de 2012

#RRHH13 Líderes del Capital Humano

 "No vemos las cosas tal como son, la vemos tal como somosAnaïs Nin


Desde que me he convertido en "freelance" (me parece increíble que sólo haga dos años) vivo en un continuo "revival" de lugares, personas y planteamientos que fueron importantes en mi vida hace muchos años.

Vuelvo a las inquietudes de mis 18 años y a los amigos que compartieron una historia, un viaje, un proyecto en algún momento del camino y que quedaron en la cuneta de mi historia porque la vida a veces te arrastra a velocidades y ritmos diferentes, y porque las organizaciones en las que "vives" demarcan y deciden  absolutamente sobre tu pequeño mundo cotidiano.

El cambiar apenas unos metros o unos minutos tu rutina cotidiana después de más de 30 años levantándome a las 6:45 h de la mañana y repitiendo exactamente los mismos movimientos cada día, transforma todo tu entorno, todo tu mundo, toda tu vida.

Cuando trabajas por cuenta ajena, para una empresa o para una organización, es muy difícil llevar tú las riendas, decidir sobre la velocidad del trayecto, el ritmo de la travesía, las paradas en el camino, los compañeros de viaje...

El ingreso regular de un sueldo fijo que nada tiene que ver con tu implicación y tu rendimiento en cada momento, proporciona tranquilidad, pero supone que no eres el dueño ni de tu tiempo ni de la gestión de tu vida y tu "carrera vital".

Y en este contexto, en el de tener que gestionar las vidas de los profesionales a sueldo, crecieron los departamentos de recursos humanos, organizando los "pequeños mundos", sus procesos, sus rutinas, clasificando y encajonando entre cuatro paredes a las personas... enmarcando tiempo y espacio.

Los "tiempos líquidos" han tirado abajo cajas, muros y paredes en las que se encorsetaban las organizaciones, y los entornos en los que deben moverse actualmente las empresas  son flexibles, cambiantes e impredecibles.

Y constatamos que muchos de los planteamientos que parecían definitivos en el arte de la motivación y la gestión de personas no sirven en el actual contexto.

Porque... Si estamos transitando de la era industrial a la era del conocimiento... Si estamos viendo como desaparece el "empleo" pero no disminuye el "trabajo"... Si los profesionales que conforman la empresa ya no son sólo "empleados" sino que están fuera de la empresa en forma de freelances, proveedores de servicios, clientes prosumidores, inversores, empresas del sector en coopetencia.... 

Si la tecnología está permitiendo cambiar los conceptos de espacio y tiempo... Si el espacio de la organización se globaliza y desaparecen las fronteras... Si las empresas se internacionalizan por la globalización de los mercados... Si los ciclos de vida de los productos son cada vez más cortos y tantas empresas están virando hacia la oferta de servicios...

Si es el fin del trabajo tal como lo conocemos y está emergiendo una nueva forma de relacionarse para producir...

Hemos llegado al fin de la "Administración y Gestión de los Recursos Humanos" y deberíamos empezar a trabajar en el nuevo perfil, las nuevas competencias y el nuevo modelo mental de las personas que hasta ahora se denominaban gestores de recursos humanos y que deben transformarse en proveedores de servicios a las personas que componen el microcosmos organizativo, tanto internas, como externas al núcleo de la organización y convertirse en coautores de las estrategias corporativas.

Y que deberán diseñar y definir las nuevas competencias necesarias para trabajar en entornos globalizados y cooperativos. Deberán ser la fábrica del talento de la organización colaborando en el desarrollo de la carrera vital de las personas que integran la organización, ampliando además su área de actuación más allá de las paredes de la empresa, facilitando el trabajo colaborativo y la construcción de la inteligencia colectiva de la organización.

Deberán transformarse en LÍDERES DEL CAPITAL HUMANO.