APRENDIENDO EN LA RED

MADURESCENTE EN EBULLICIÓN:
De "inmigrante" a "residente" digital







sábado, 13 de abril de 2013

Del stock de conocimiento al flujo de conocimiento: CO-LEARNING

CO-LEARNING Y AVARICIA COGNITIVA



Nos cuesta mucho a los que nos dedicamos a la docencia el ver a los participantes de una acción formativa como algo más que simples receptáculos de los conocimientos que los docentes distribuimos.

Nos intimida la pérdida de poder que supone posicionarse como coalumno y compartir la búsqueda del conocimiento, llevar al participante hacia el empoderamiento en su proceso de aprendizaje. Desmontar las tradicionales relaciones asimétricas que se producen en el aula causa cierto vértigo.

En este sentido las comunidades de práctica (CoP's) pueden ser de gran ayuda en ese aprendizaje y desaprendizaje que supone para el docente el pasar de distribuidor de conocimientos a facilitador del aprendizaje, promoviendo espacios de innovación centrados en los procesos de aprendizaje más que en la creación de almacenes de conocimientos. 



Alternando contextos presenciales y contextos digitales como un todo, una comunidad de búsqueda del conocimiento y de creación de la inteligencia colectiva. Procurando los andamios cognitivos de los que hablaba Vigotsky y actuando como mediadores para que los sujetos alcancen niveles de desarrollo que no podrían alcanzar por sí solos.

Son funciones pues del docente para que se produzca un aprendizaje real en los grupos en los que intervenga como facilitador:

1 Estimular el pensamiento de orden superior. Proponer tareas que requieran manipular informaciones y opiniones y transformarlas con el fin de sintetizar, generalizar, explicar o llegar a una conclusión o explicación. Manipulando información e ideas para resolver problemas o descubrir nuevos significados.


2. Procurando la profundidad del conocimiento. El conocimiento es profundo cuando los participantes pueden hacer distinciones claras, desarrollar argumentos, resolver problemas, construir explicaciones y trabajar con conceptos complejos.

3. Poniendo en contexto. Los participantes son capaces de relacionar sus experiencias personales con problemas más globales, del mundo real y viceversa.



4. Provocando la conversación sustantiva. Los participantes intervienen exponiendo sus ideas, haciendo distinciones y preguntas y respondiendo a otros participantes con nuevos argumentos. El diálogo promueve la mejora de la comprensión colectiva de un tema o asunto (Fred Newmann)

5. Apoyo social. Los participantes se respetan y apoyan y valoran las aportaciones de todos los miembros del grupo.




La función del docente en contextos de CO-LEARNING debe centrarse en respetar y aprovechar la actividad constructiva de los participantes del grupo tanto en los espacios presenciales como digitales, ayudar en la construcción de los objetivos de aprendizaje  de cada participante, ayudar a buscar y seleccionar contenidos (curación de contenidos), diseñar la red social, crear canales de comunicación, favorecer la integración y el respeto entre todos los participantes, y desarrollar las habilidades cognitivas e interactivas de cada uno de los miembros del grupo.