APRENDIENDO EN LA RED

MADURESCENTE EN EBULLICIÓN:
De "inmigrante" a "residente" digital







domingo, 4 de agosto de 2013

Mobile Learning: Anywhere - Anytime - Just for Me

Contenidos de aprendizaje en la palma de la mano


El capitan Kirk de la nave estelar Enterprise utiliza un "comunicador" para hablar con el resto de la tripulación que se parece asombrosamente a un  móvil actual. (1966)

En "2001 odisea en el espacio", el Dr. Floid mantiene una vídeoconferencia con su hija. (1968)

John Anderton, Tom Cruise en "Minority Report", monitoriza datos  (Big Data) en pantallas holográficas para predecir delitos. (2002)

2007: La tecnología anticipada por la ciencia ficción comienza a hacerse realidad, Steve Jobs presenta el IPhone, el primer smartphone.



Y no se puede hablar de estrategias de M-LEARNING sin reconocer la importancia de la aparición del IPAD en enero del 2010 para la evolución y transformación del mundo del E-LEARNING.

Comienza la "Era Post-PC" en la que cualquier dispositivo debe contar con acceso a internet y que la comunicación a través de internet comienza a realizarse a través de dispositivos móviles que se incorporan a nuestra vida cotidiana como una extensión de nuestra memoria y como una herramienta imprescindible de comunicación y acceso al conocimiento.

Se trata de la revolución horizontal, el poder de la comunicación en manos de la gente, como titulan su libro Gonzalo Alonso y Alberto Arébalos.



Cualquiera en algún lugar es testigo presencial de un acontecimiento que comenta y comparte en Twitter o en Facebook, por ejemplo. Las reglas del juego de la comunicación cambian y si hasta ahora "Información es poder" a partir de la aparición de la tecnología móvil "COMPARTIR ES PODER".

La penetración de la tecnología móvil en el mundo es un fenómeno imparable y en crecimiento constante, de forma que las previsiones para finales de 2013 calculan en 7000 millones el número de móviles, tantos como personas viven en el mundo, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Y de estos, 2100 millones son smartphones, desde los que acceder a Internet, es decir, a la biblioteca más grande del mundo.

El uso de teléfonos móviles y, en particular, de smartphones, está cambiando nuestros hábitos más cotidianos. Estamos CONECTADOS y nuestro móvil se ha convertido en una extensión de nuestra memoria y así, si lo olvidamos al salir de casa por la mañana, es fácil que volvamos a por él o que tengamos un pequeño ataque de ansiedad al sentirnos desconectados del mundo.

Desde el smartphone accedemos a nuestra música preferida, a las últimas noticias, enviamos y recibimos mensajes de conocidos y de desconocidos, hacemos fotografías y vídeos, consultamos el tiempo que hará y la hora, buscamos una dirección y el recorrido para llegar hasta allí y... APRENDEMOS.





Cambian nuestras costumbres y cada vez "hablamos" menos por el móvil (nos parece invasivo) y cada vez leemos y escribimos más (Whatsapp, Twitter). 

Y ahora, mientras lees este post..., ¿a qué distancia de tu mano está tu móvil? ¿lo apagas cuando llega la noche? ¿cuánta gente sabe de tus actividades cotidianas, a través de tus fotos en Instagram o en Facebook, que hace mil años que no ves?

Y en tu trabajo, ¿es mejor el portátil que tienes en casa que el ordenador con el que trabajas? ¿Prefieres utilizar tu smartphone que el móvil corporativo? ¿No puedes acceder a redes sociales o a algunas páginas de Internet por cuestiones de seguridad de tu empresa? ¿Consultas tu correo desde el smartphone? Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, te estás sumando al movimiento BYOD: Bring your Own Device, que podríamos traducir al castellano como "trae tu propio dispositivo" y que confirma la tendencia de que los dispositivos móviles se están convirtiendo en nuestra principal herramienta de trabajo.



La tecnología móvil nos permite convertirnos en Knowmads, trabajadores del conocimiento, adaptables y capaces de trabajar con cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Los knowmads se caracterizan por su creatividad, capacidad de resolución de problemas, adaptabilidad y aprendizaje permanente.




Si trasladamos las características del knowmad al mundo del aprendizaje podríamos hablar de "smart-students" que aprenden permanentemente a través de sus "smartphones".

La tecnología móvil está modificando también los modelos de negocio, transformado los soportes de consumo de información y conocimiento en dispositivos móviles, lo que permite también acceder al conocimiento desde cualquier lugar y en cualquier momento a bajo coste.



La tecnología móvil permite que evolucionemos desde el e-learning centrado en el estudio a través del ordenador de sobremesa, en una concepción estática y poco participativa, hacia el m-learning que permite el aprendizaje ubicuoconversacional.




Hemos entrado en el universo de las APP, "aplicaciones de software que se instalan en dispositivos móviles o tablets, y que ayudan al usuario en una labor concreta, ya sea de carácter profesional, de ocio y entretenimiento o de aprendizaje" (STARTCAPPS blog), que han supuesto en el 2012, 36millones de descargas en todo tipo de dispositivos, y que han venido a revolucionar desde el mundo del ocio hasta el de la información, la gestión o la comunicación.


Desde nuestro smartphone o nuestra tablet establecemos nuestras comunicaciones básicas (teléfono, e-mail, sms), creamos contenidos (fotografías, vídeos, audios) que luego compartimos en red. Conversamos en redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin), accedemos a información (Wikipedia, Blogger, Wordpress, YouTube)... APRENDEMOS.

El MLEARNIG, aprendizaje a través de dispositivos móviles, nos permite aprender de forma individual o colectiva a través de cursos, tutoriales, simuladores, cuestionarios, juegos, concursos, blogs, foros.

SOLOMO: Social - Localizado - Móvil, el mundo de la tecnología móvil ha irrumpido en cada rincón de nuestras vidas.